Teatro review: Felicidades nuestra querida

Grata sorpresa esta obra de Matías Vitali que se mete con las relaciones laborales en el contexto de una clase de trabajo que abunda en la Argentina. Es que más allá de su formato de comedia negra y sus gags, “Felicidades nuestra querida” retrata una realidad dura y cruel que viven muchos trabajadores, la opresión, el ámbito cerrado, las posibilidades de ser despedido y la obstinada adulación al superior directo están y se dejan ver en todo momento entremezcladas con las relaciones entre este grupo de empleados que deben “trabajar” en una jornada nocturna.

Cuando leía la síntesis argumental me imaginaba que la puesta podía tener puntos de contactos con “El Método”, aquella obra que terminó siendo película protagonizada por Pablo Echarri, pero no es así, por suerte “Felicidades…” tiene identidad propia.

Los protagonistas están encerrados en su ámbito laboral, una municipalidad, en una noche donde deben hacer horas extras, su única comunicación con el mundo exterior es vía cámara web y con su superior, quien cumple años en la fecha. Adulación mediante la “supervisora” promete responder a solo uno el mensaje de texto y advierte que cumplan con su función ya que varias cabezas rodaran…

Hay cuatro personajes estereotipados pero típicos de cualquier oficina, cada uno de ellos guarda secretos y en una jornada inusual saldrán a la luz. El mitómano, la insegura con tendencias autodestructivas, la amarga prepotente y la suplente superada… Cada uno de los protagonistas ira mostrando sus miedos pero también tratando de imponer su impronta y minimizar a los otros. Los cuatro quieren ser el destinatario del mensaje de la supervisora, los cuatro quieren seguir trabajando, ninguno aparenta soñar con una vida mejor o una identidad diferente….

Algo a rescatar es que la obra mantiene ritmo pese a su extensa duración de 90 minutos, si bien hay recursos que se repiten como el fundido a negro y la interacción, muy bien lograda por cierto, con una pantalla gigante que representa el exterior las actuaciones de Gisela Sposito, Daniela Vacas, Graciela Vivacqua y el mismo Matías Vitali son correctas y la dosis de humor necesaria para ver el horror del ámbito laboral es justa.
Buena opción para un domingo por la noche.

Domingos a las 20hs en el Teatro La Tertulia, Gallo 826, entre Tucumán y San Luis, C.A.B.A.

Reservas: 4865-0303 – $60.- (descuentos a jubilados y estudiantes, 2×1)

Anuncios

Publicado el agosto 1, 2012 en arte y cultura, noche porteña, teatro, trailers, Uncategorized y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: